TRATAMIENTO CON PEELING QUÍMICOS

Los tratamientos con peelings químicos son ideales para homogeneizar la piel así como para rejuvenecerla, ya que elimina las manchas y cicatrices provocadas por el acné, difumina los poros, disimula las arrugas y líneas de expresión. Todo ello se logra gracias a la renovación celular que estimula la aplicación de peelings químicos.

En Clínica Innovation utilizamos este tipo de tratamiento para solventar algunos problemas faciales de nuestros pacientes. Si quieres conocer sus beneficios y los tipos de peelings químicos que hay que te podemos aplicar sigue leyendo. 

¿Cuáles son los principales beneficios de un peeling químico?

Como mencionamos antes, los peelings químicos ayudan a la renovación celular para tener un rostro más luminoso, liso y sin imperfecciones, pero este tratamiento solo actúa en las capas externas, aunque eso no quiere decir que sus beneficios sean pocos o reducidos sino más bien todo lo contrario.

Elimina las cicatrices

Quizá la eliminación de cicatrices faciales es uno de los resultados que más se piden cuando preguntan por el peeling químico, ya que disminuye considerablemente la apariencia de estas porque es capaz de penetrar bastante en la piel. Eso sí, para eliminarlas por completo es necesario realizar varias sesiones. 

Reduce la aparición del acné

Los peeling químicos, sobre todo los de ácido salicílico y glicólico, ayudan a mejorar el acné y a reducir su aparición. Pero no es el tratamiento más recomendado para el acné severo, para ello es mejor utilizar otros que sí que penetren hasta las capas más profundas de la piel, como el IPL. El peeling químico para reducir la aparición de los granos funciona muy bien para el acné superficial provocado por factores externos como la contaminación, el maquillaje, el sol o una incorrecta limpieza facial. 

Elimina y reduce las manchas de la piel

Otro gran beneficio de los peelings químicos es que reducen y llegan a eliminar la pigmentación de la piel debido a la edad, el sol, acné o cambios hormonales. En estos casos el peeling también se puede aplicar en otras partes del cuerpo, como el cuello, el pecho, la espalda o las manos. 

Además, al estimular la renovación celular la piel adquiere un aspecto más luminoso, hidratado y jovial. 

Minimiza las arrugas y líneas de expresión

Con los peelings químicos eliminamos las capas externas de la piel por lo que las posibles arrugas o líneas de expresión que te hayan salido por la edad se minimizan. Pero debes saber que no las elimina al 100%, sobre todo si son muy profundas y marcadas, pero sí que el peeling te dará un aspecto más despierto y juvenil.

Tipos de peelings químicos

Hay varios tipos de peelings químicos, por un lado se dividen según la profundidad de actuación en la piel (superficial, media o profunda), y por otro según los ácidos que se utilicen, los cuáles varían dependiendo del problema a tratar y de la profundidad que se necesite para solucionarlo. Los más comunes son los siguientes:

Ácido glicólico

Es el más popular porque fue uno de los primeros ácidos con el que se empezó a trabajar. Se usa mucho en las pieles grasas, elimina las manchas y cierra los poros, además es capaz de hacer una penetración profunda en la piel.

Ácido salicílico 

Este ácido no profundiza mucho, su acción es más bien superficial y se utiliza para tratar los puntos negros o espinillas. También funciona como tratamiento previo para otros, ya que ayuda a preparar la piel. 

Ácido láctico

El láctico, que es un derivado de la leche, también es suave y superficial. Se emplea para las pieles que solo necesitan darle más luminosidad a su rostro, pero que no tengan muchos problemas visibles como acné o manchas. Es perfecto para pieles sensibles y secas. Al ser tan suave se puede usar justo antes del verano.

Ácido mandélico

Es parecido al láctico y se usa para después del verano para limpiar la piel de impurezas y eliminar algunos estragos provocados por el sol. 

Ácido tricloroacético

Comúnmente este ácido no se conoce tanto, pero en medicina estética sí que lo usamos bastante para eliminar las marcas, arrugas y manchas de la piel. Solo se puede usar por profesionales médicos porque, dependiendo del tiempo que se aplique y de la forma, puede profundizar bastante. Es normal que la piel inicie un proceso de descamación después de su uso. 

Ácido azelaico

Este ácido se utiliza para tratar las pieles muy oscuras, pero que quieren tratar sus manchas y la excesiva producción de sebo. 

¿Cómo se realiza un peeling químico?

Realizar un tratamiento de peeling químico es bastante sencillo. Lo primero que hacemos en la clínica es una valoración previa del problema a tratar para utilizar el ácido que más se adecúe, además de indicar las posibles sesiones que conlleva el tratamiento. Siempre damos un aproximado porque dependiendo de la recuperación de tu piel puede que sean menos o alguna más.

Antes de empezar el peeling químico limpiamos muy bien la zona a tratar para eliminar cualquier suciedad o resto de maquillaje. Luego, aplicamos la solución química en la piel siempre de forma controlada para que solo haga efecto donde el paciente tiene el problema.

¿Cómo cuido la piel después de un peeling químico?

Antes y después de realizar un peeling químico debes tener unos determinados cuidados con tu piel, ya que es un tratamiento fuerte y es mejor prevenir que curar. 

Previo al peeling evita exponerte al sol, exfoliar la piel y usa siempre protección solar alta. Además, trata de no utilizar productos con retinol, AHA, BHA o peróxido de benzol. 

Una vez que te has hecho el tratamiento también tendrás que proteger la piel del sol e intenta evitar salir cuando está más fuerte, sobre todo en el proceso de descamación. Cuando los cueritos empiecen a aparecer no tires de ellos nunca, estos se han de caer solos, pero sí que tienes que mantener la piel muy hidratada y protegida del sol. Puedes lavarte la cara dos veces al día con un jabón suave y sin alcohol para después utilizar tu crema hidratante.

Ten en cuenta que si quieres hacerte un tratamiento de peeling químico para eliminar manchas o cicatrices vas a tener que hacerte varias sesiones, por lo que es mejor iniciarlo en temporadas donde haya menos luz solar y así evitas cualquier problema adicional de manchas, granitos o irritaciones provocadas por el sol. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies